hollisterclothingoutlet
Moda Femenina

Altu, la nueva línea de moda de Joseph Altuzarra | Vogue España LargeChevron Menu Close Facebook Instagram Twitter YouTube Pinterest Facebook Twitter Pinterest Gallery Facebook Instagram Twitter YouTube Pinterest LargeChevron

Por hollisterclothingoutlet 02/03/2022 124 Puntos de vista
Actualidad
El diseñador neoyorquino Joseph Altuzarra –el de las faldas lápiz con raja y los trajes pantalón de Kamala Harris– está detrás de una colección con vocación no binaria que se define como ‘genderful’

Por Nicole Phelps

En la Met Gala de septiembre, Troye Sivan apareció con un brazalete para el bíceps de Leather Man, un collar de diamantes de Cartier y un vestido de tirantes con escote redondo de una marca de la que por entonces nadie había oído hablar: Altu.

Que un hombre lleve falda ya no es noticia (o al menos no tanto como antes) y verlos con vestido se ha convertido en una imagen bastante común en las alfombras rojas –ya en la alfombra del Met en 2012, Marc Jacobs lució un vestido camisero de encaje negro de Comme des Garçons con unos descarados calzoncillos blancos–. Pero lo del vestido camiseta de Sivan fue diferente. Lejos de ser un intento de "no ser aburrido", como dijo Jacobs de su look en su momento, el vestido elástico de Sivan estaba diseñado para seducir: "Simplemente, quería estar sexy", dijo a la presentadora del streaming en directo de Vogue, Keke Palmer. Y vaya si estaba sexy.

Para tratarse de un debut, no pudo ser más viral –Sivan tiene 12,2 millones de seguidores en Instagram–, pero Altu no es en realidad tan desconocida como nos pareció aquella noche de septiembre. El neoyorquino Joseph Altuzarra –el de las faldas lápiz con raja y los trajes pantalón de Kamala Harris– es el diseñador que está detrás de la nueva colección de ropa "Genderful" o para todos los géneros. Genderful, dice, porque no le gusta la “negación de la expresión de género que conlleva la palabra genderless o hablar de género neutro". Porque para él, añade, "genderful es una palabra muy positiva. Reconoce una especie de pluralidad de identidades y creo que da más juego".

Altu, una línea de básicos con dos modelos de pantalones de cuero como prendas estrella, se acaba de lanzar en exclusiva en Altu.world y MatchesFashion.com. El proyecto surgió durante la pandemia, pero su génesis se remonta a mucho antes: "Desde que era un niño, siempre fui consciente de la parte femenina que tenían mis intereses –el ballet, la moda– y me sentía como avergonzado por ello", confiesa Altuzarra. Tener una niña le hizo comprender lo temprano que nos adoctrinan con roles de género estereotipados.

Durante los confinamientos, Altuzarra exploró su propia manera de expresar su género y desafió sus prejuicios en torno a la masculinidad llevando faldas sobre pantalones o faldas a secas: "Altu es un reflejo muy personal de mis propios descubrimientos sobre el tema", dice. De ello se deduce que la colección evolucionará a medida que cambie su manera de entender el género –y la de sus clientes–. “Eso la hace diferente de Altuzarra, y eso me gusta", prosigue. "Muchas veces se espera que las marcas secundarias sean estancas, que creen códigos que no cambien. Altu es casi más como un proyecto artístico, existe de algún modo fuera de la moda".

Y, sin embargo, está de moda. Los pantalones de cuero se presentan en dos versiones: una tipo boyfriend de pernera ancha y otra versión más estrecha de tiro bajo. Altuzarra admite que lleva ambos y explica que cada modelo fue sometido a "unas 20 pruebas" para garantizar que funcionasen para "todos los géneros, diferentes tallas y diferentes siluetas" (presentan una talla numérica de 0 a 7, basada en las diferentes medidas, aunque habrá una tabla en la web para convertir las tallas por género en tallas Altu). Naturalmente, el vestido de tirantes de Sivan entra en el guiso, junto con sudaderas con capucha y camisetas –véase la abertura en el cuello de las camisetas: Altuzarra lleva la suya así, y deja entrever por el agujero un collar de oro que le regaló su marido hace 13 años–. También hay una chaqueta reversible de cuero y borrego y un bolso bandolera que se convierte en mochila, ya que la versatilidad es uno de los códigos de Altu.La fluidez de género irrumpió en la moda a mediados de los años 2010, cuando Alessandro Michele arrasó con Gucci y marcas neoyorquinas como Hood By Air y Gypsy Sport empezaron a romper las convenciones de las pasarelas con lo que durante un tiempo llamamos “moda unisex”. "Soy consciente de que no soy la primera persona que explora este tema", dice Altuzarra. "Lo interesante de lo que hacemos es que intentamos operar más allá de lo binario... No quería diseñar ropa de hombre para mujer", o viceversa. Las tiendas y los comercios electrónicos tienen aún trabajo por hacer para ponerse al día; alternar entre el departamento de hombre y el de mujer es el primer clic que nos demandan la mayoría de sitios. Pero Altuzarra se anticipa al cambio. Una de las razones es la increíble respuesta que obtuvo el look de Troye Sivan en la Met Gala. "Creo que captó un sentimiento y un espíritu que resonó en mucha gente", dice. "Ha sido muy hermoso ver la abrumadora respuesta positiva que ha recibido la marca”.

Este artículo se publicó originalmente en Vogue.com

16 vestidos negros que te solucionarán el ‘qué me pongo’ esta Navidad

16 Fotos

Por Mayte Salido

Ver fotos
Cuota:

Artículos relacionados

Los 8 trucos para comprar ropa de manera sostenible

Estas prendas de vestir pueden perjudicar tu salud, ¿quieres saber por qué?