hollisterclothingoutlet
Moda Femenina

Los 8 trucos para comprar ropa de manera sostenible

Por hollisterclothingoutlet 04/02/2022 650 Puntos de vista

MARÍA JOSÉ TIMOTEO

La industria de la ropa ha alcanzado unos niveles insostenibles para el planeta. Cada vez son más los que intentan concienciar sobre ello y llevar a cabo un consumo más sostenible. Los últimos veinte años se ha experimentado un consumismo excesivo de este tipo de productos. Pero ha llegado el momento de dejar a un lado estas malas prácticas.

Ahora en las galas triunfan las actrices con prendas de segunda mano, las celebrities exigen a las marcas que dejen de usar pieles si quieren que utilicen su ropa. Entre los consumidores también empieza a estar mal visto comprar ropa muy barata e innecesaria, sus impactos son muy fuertes como para disfrutar comprando compulsivamente productos que se van a estropear pronto.

A las compras compulsivas se unen las condiciones de los trabajadores del sector textil. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en este sector se emplea a 300 millones de personas en el mundo, la mayoría mujeres que no siempre tienen condiciones de trabajo dignas. Pero además tiene un gran impacto ambienal, emite el 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero mundiales, en un escenario amenazado por el cambio climático. Consume gran cantidad de agua, libera un 9% de los microplásticos que llegan al océano y es responsable del 10% de plaguicidas. Desde la OCU alertan a los consumidores de la situación y destacan que cambiar los hábitos en este caso puede ser clave.

Los 8 trucos para comprar ropa de forma sostenible

Para comprar ropa de forma sostenible uno de los primeros pasos es preguntarte si ese precioso pantalón que te mira desde el escaparate de la tienda realmente te hace falta. Revisa tu armario, la mayoría de la ropa está infrautilizada y en perfectas condiciones. Los datos dicen que si se compra el doble de ropa que hace 15 años se utiliza un 36% menos de tiempo. Lo más importante si quieres contribuir a este cambio y adquirir ropa de forma sostenible lo mejor es que sigas una serie de consejos.

1. Evita las compras compulsivas. Puede que después de un largo día de trabajo te apetezca comprarte toda una tienda de ropa, pero sabes que estas compras compulsivas no traen nada bueno. No te dejes llevar por la publicidad. Si tienes un evento importante puedes recurrir al alquiler de ropa o pedir algo prestado. Si debes elegir, siempre la calidad antes que la cantidad. Es mejor una camiseta de buena calidad que tres que se van a estropear a los pocos lavados.

2. Rechaza las marcas que no traten bien a sus trabajadores. Según un informe publicado por Campaña Ropa Limpia, solo el 0,6 % del beneficio que se obtiene por la venta de una prenda va a parar a los trabajadores, mientras que el 12 % se lo queda la marca y el 59 % la tienda. Si no quieres ser partícipe de esta situación, busca marcas éticas que garanticen unas condiciones laborales adecuadas a sus trabajadores, un salario digno y que respeten los derechos humanos.

3. Evita la ropa hecha con materiales de alto impacto medioambiental. Este tipo de productos pueden ser el algodón convencional, que consume mucha agua y productos químicos; o textiles sintéticos que liberan micro plásticos durante el lavado como el poliéster, nylon, poliamida, acrílico, elastano, ect. El 35% de los microplásticos que se encuentran en el mar proviene del agua de las lavadoras.

4. Elige tejidos con bajo impacto medioambiental, como el lyocell (Tencel), el algodón reciclado, la lana regenerada, el cáñamo o el lino ecológicos. Como norma general, si los tejidos proceden de fibras recicladas suelen tener menos impacto en el medioambiente.

5. No contribuyas a la explotación animal para vestirte, no es necesario. Puedes utilizar tejidos de origen animal como la lana o la seda, siempre que se hayan producido respetando el bienestar animal.

6. Evita comprar de forma online ropa de diferentes tallas pensando en devovler la que no te venga bien. Si haces esto se multiplican las emisiones de CO2 durante su transporte y los embalajes de los envíos. Y si vas a comprar online, mejor que no sea con envío urgente, para permitir que las empresas de logística puedan planificar los envíos para minimizar sus emisiones. Puedes plantearte comprar ropa de segunda mano, de esta forma ahorrarás recursos de la fabricación de una prenda nueva.

7. Intenta no lavar las prendas más de lo necesario. Además cuando laves una prenda hazlo con agua fría o templada. De esta manera, no solo estarás ahorrando energía y agua, reducirás el impacto medioambiental derivado del uso de detergentes. Para minimizar la liberación de microplásticos durante los lavados, llena la lavadora con carga completa y evita los lavados intensos y prolongados porque provocan más fricción en las prendas. Sécala al aire y utiliza detergentes con bajo impacto en el medioambiente.

8. Prolonga la vida de tu ropa y tu calzado. Si ya no lo utilizas dónalo a alguien que lo pueda aprovechar. También se ha puesto muy de moda vender la ropa que ya no utilizas en plataformas oline de segunda mano como Wallapop o Vinted. Otra opción es tirarla a un contendor de ropa o llevar al punto limpio, nunca la deposites en el contenedor de resto. Solo un 1% de la ropa se recicla para convertirse en nuevas prendas, en muchos casos se puede reciclar para usos industriales. Todavía mejor si el gestor es una entidad social como puede ser Cáritas o los Traperos de Emaús, dará empleo a personas en riesgo de exclusión social.

OCU Organizacion de Consumidores y Usuarios,ModaTendencias

Artículos relacionados

Los 8 trucos para comprar ropa de manera sostenible

Estas prendas de vestir pueden perjudicar tu salud, ¿quieres saber por qué?