hollisterclothingoutlet
Moda Femenina

El Grito de Munch se subasta en US$ 120 millones y supera obra récord de Picasso

Por hollisterclothingoutlet 11/01/2023 101 Puntos de vista

Su estreno en sociedad fue un fracaso. En 1893 Edvard Munch pintó la primera versión de El grito, donde una figura andrógina, calva y con sus manos en las mejillas mira de frente lanzando un grito de dolor. La pieza (en aceite, témpera y pastel sobre cartón) se expuso ese mismo año en Noruega y no tuvo una recepción feliz: fue calificada como una obra demente y un crítico la consideró tan perturbadora, que recomendó a las mujeres embarazadas abstenerse de verla. Los años pondrían a El grito en el lugar que merecía.

Anoche, la casa de subastas Sotheby's en Nueva York remató una de las cuatro versiones de la pieza, de 1895, en el precio récord de US$ 119,9 millones, superando el óleo de Picasso Desnudo, hojas verdes y busto, subastado en 2010 por US$ 106 millones.

La venta despertó gran expectación y los expertos apostaban que la obra, en pastel sobre tabla y avaluada en US$ 80 millones, podría llegar a US$ 200 millones. No lo logró, pero aún así El grito se alza como la obra más cara vendida en subasta pública, sólo superada por El jugador de cartas de Cézanne, que se vendió en una transacción privada en US$ 250 millones, a la familia real de Qatar. Anoche se especulaba sobre el interés que ellos mismos tenían por el cuadro de Munch; sin embargo, la identidad del comprador, quien pujó durante 12 minutos por teléfono, no fue revelada.

Mientras la original y otras dos gemelas de 1910 están en la Galería Nacional de Noruega y en el Museo de Munch en Oslo, esta versión de El gritoes la más colorida y tiene un marco pintado a mano por el artista, quien anotó fragmentos de la historia del lienzo.

Más sobre Diario Impreso

El Grito de Munch se subasta en US$ 120 millones y supera obra récord de Picasso

Además, es la única que estaba en manos de privados: el propietario era el empresario noruego Petter Olsen, cuyo padre fue vecino y mecenas de Munch. "Es un cuadro demasiado importante para tenerlo en casa. Debería poder verlo más gente", declaró.

Símbolo de la angustia del hombre moderno, El grito es también una expresión de los tormentos del artista: nacido en 1863, en su niñez sufrió la muerte de su madre y una hermana por tuberculosis. Cuando tenía 25, murió su padre y después su hermana Laura fue internada en un siquiátrico por esquizofrenia.

Munch estuvo al borde de la desesperación. Primero se desahogó en su diario de vida: "Paseaba con dos amigos, de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio. Sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad (...), me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza", escribió.

Fallecido en 1944, su obra se transformó en un ícono del siglo XX. En 1961, revista Time la utilizó para su portada sobre trastornos sicológicos, y en 1983 Andy Warhol la usó para una serie de estampas en seda. "El grito es el cuadro más importante que ha subastado Sotheby's jamás", según el experto Philip Hook.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Artículos relacionados

Los 8 trucos para comprar ropa de manera sostenible

Más allá de la talla 42: "La gente cree que ser 'curvy' significa tener sobrepeso"