hollisterclothingoutlet
Ropa de bebé

Ropa de niñ@ y juguetes para tiempos de crisis

Por hollisterclothingoutlet 05/11/2022 95 Puntos de vista

Un par de zapatitos que no es nuevo, pero parece. Una esquina con juguetes de segunda mano empaquetados como si recién hubieran salido de la fábrica. Así luce la primera tienda de Kid to Kid en España. La firma estadounidense de compraventa de artículos infantiles usados ha desembarcado en el país con la idea de ofrecer una alternativa económica a los ajustados bolsillos de los padres españoles. “Con la crisis hay menos dinero y tratan de recortar el gasto en lo que no es esencial. Los adultos pueden dejar de comprar ropa por uno o dos años, pero los niños no dejan de crecer”, argumenta el portugués Diego Madaleno, uno de los socios de la compañía en España. La compañía ha confirmado que hará rebajas del 20% en todos los productos para el Black Friday, el próximo 25 de noviembre.Ropa de niñ@ y juguetes para tiempos de crisis Ropa de niñ@ y juguetes para tiempos de crisis

Más información
Vídeos de juguetes: ¿por qué a mi hijo le fascinan?
La ropa usada se cotiza

La tienda tiene 170 metros cuadrados y está abarrotada de productos. Abrió el 1 de agosto en el barrio madrileño de Las Tablas, vacía: solo para la compra de artículos usados. Dos meses más tarde, estaba llena, con unas 15.000 unidades, según la empresa. Desde calzado y ropa, que son el fuerte de la firma, hasta juguetes, coches para bebés y cámaras de videovigilancia. La compañía tiene como mercado objetivo los niños de cero a 12 años.

“Los productos tienen descuentos de hasta el 70% con respecto a los nuevos, pero están en perfecto estado. Tenemos una oferta de buena calidad a precios bajos. Vendemos marcas como Ralph Laurent, Zara o Benetton”, señala Madaleno.

Ropa de niñ@ y juguetes para tiempos de crisis

Cómo vender un artículo usado

La principal diferencia entre Kid to Kid y otras tiendas de productos usados es la forma en la que pagan. Los clientes pueden llegar al local con el artículo que quieren vender, sin cita previa, y cobrar en el momento en efectivo u optar por una cantidad 20% superior para gastar en la misma tienda. En España hay otras compañías en el mismo segmento, como Baby Eco, pero trabajan con contratos de depósito: los productos son expuestos en el local y se paga cuando se concreta la venta.

Cuando alguien llega con artículos de segunda mano para vender, un empleado de Kid to Kid hace una revisión y una selección. Solo se aceptan los que están en buen estado, limpios y completos, si es que tienen varias piezas. En paralelo, otro dependiente ingresa en un ordenador ciertos parámetros y un sistema informático calcula el precio a pagar. Madaleno explica que es frecuente que algunos clientes quieran negociar el monto, pero esa no es la forma en que ellos trabajan.

La venta de productos usados explica el 70% de la facturación de la compañía en el mundo, precisa el empresario. Pero también ofrece artículos nuevos, en especial los de puericultura — como biberones o chupetes —, aunque también venden juguetes sin estrenar. “La idea es que los padres vayan a Kid to Kid y encuentren todo lo que necesitan”, resume Madaleno.

"La misma experiencia que en una tienda de artículos nuevos"

El local está diseñado como una tienda de artículos nuevos. Todo está bien envasado, etiquetado, limpio y ordenado. La ropa y el calzado tienen periodos de prueba de 15 días y la empresa otorga una garantía por un año para algunos de los productos. "La idea es que la experiencia de compra sea la misma que en una tienda de artículos nuevos, que no se note la diferencia", subraya Madaleno.

La diferencia se hace evidente, sin embargo, en la disparidad de productos en las estanterías, en que no hay varios modelos de una misma unidad y en la sensación de falta de espacio, de que la sucursal es demasiado pequeña para la cantidad de unidades en exposición. El empresario se justifica y explica que la primera tienda tiene menor tamaño de lo normal porque se trata de una caso piloto.

Kid to Kid nació en 1992 en Estados Unidos y se extendió a Europa hace 14 años, cuando una pareja de emprendedores portugueses compró los derechos de la marca para España y Portugal. Actualmente, cuenta con una red de más de 120 tiendas, las mayoría franquiciadas: 24 en Portugal y más de 100 en EE UU. “Portugal está lleno de Kid to Kid, no hay más espacio para crecer”, asegura Madaleno, que ve la expansión hacia el país vecino como un proceso natural. Los tiempos de austeridad poscrisis le parecieron el contexto ideal para que arraigue el concepto.

Madaleno es optimista y cree que a largo plazo — "en diez años, por lo menos" — la compañía puede alcanzar las 60 sucursales en España. La intención de los socios es abrir más tiendas en el país, pero el objetivo es extender la marca con un sistema de franquicias. “Esperamos que en 2017 se empiecen a abrir las primeras”, anuncia el portugués.

Otras tiendas de productos usados para niñ@s

En España hay otras compañías que ofrecen un servicio similar al de Kid to Kid, pero con distintos sistemas de compra:

Artículos relacionados

De compras por las mejores tiendas 'vintage' para renovar el armario sin mucho gasto

Los 30 mejores Muñecas Bebes Para Niñas de 2022 – Revisión y guía