hollisterclothingoutlet
Ropa de bebé

Funda nórdica o edredón, ¿cuál prefieres?

Por hollisterclothingoutlet 09/03/2023 114 Puntos de vista
1/14
Dormitorio con pared de cabecero revestida con madera

Edredón o funda nórdica, he ahí la cuestión. Y podría entrar en juego un tercer elemento textil como es la colcha. ¿Sabes qué diferencia hay entre cada uno de estos complementos textiles? La decoración del dormitorio se puede ver afectada por la forma en que se viste la cama y con qué elementos. Queremos que escojas bien este invierno, con conocimiento de causa, sabiendo qué aporta cada uno, sus medidas según la cama, composición, etc.

Edredón tradicional vs. funda nórdica, la última en llegar

Edredones y mantas han sido los elementos textiles que se han usado en España de siempre para abrigar el dormitorio y la cama. Son las piezas con las que vestir y protegernos del frío mientras dormimos. La funda nórdica apareció hace unos años, con el boom del estilo nórdico decorativo; y ha ganado mucho terreno en las habitaciones a la hora de vestir la cama, desde las más grandes hasta las individuales y cunas.

Leer: Cómo 'abrigar' el dormitorio y hacerlo más cálido y confortable para el invierno

2/14
Dormitorio en blanco y negro

¿Qué diferencia hay entre edredón y funda nórdica?

El edredón es una única prenda de abrigo que se usa para vestir la cama y abrigarla. Complementa las sábanas. La funda nórdica está formada por el relleno (que es el que abriga) y la funda de tela que protege el relleno. Muchas fundas nórdicas se venden en conjunto con sábanas y fundas de almohada para que todo vaya a juego. Este dormitorio decorado en blanco y negro es obra del estudio Chango & Co., como el que abre el artículo.

Leer: Así se logra el 'bed styling' ideal

3/14
Cama vestida con colcha y manta

Colchas y mantas

Las colchas son más ligeras y finas. Se usan para vestir la cama en sitios donde no se precisa de demasiado abrigo. Puede usarse a modo de edredón o para completar una cama vestida con ropa de abrigo, a modo de plaid o cubrepiés. Si son acolchadas -tienen una fina guata en el interior, que no se extrae- se denominan boutí. Y es posible combinarlas con mantas. Estas también son útiles colocadas sobre la cama o junto a ella, para ganar abrigo. Las hay más abrigadas para los meses fríos (lana) o para las siestas de la primavera, en algodón. Las colchas tienen medidas para cubrir toda la cama, similares a las de edredones y fundas nórdicas que ahora veremos mientras que las mantas son más pequeñas porque no se usan para cubrir toda la superficie del colchón.

Leer: Flexos para leer en la cama que cautivan por su diseño

4/14
Cama vestida con funda nórdica estampada

Fundas nórdicas: composición

En sí, la funda exterior que es la que se lava y cambia con las sábanas, puede ser de cualquier tejido, más o menos grueso según la época del año. Por lo general coordina con las sábanas. Hay quien no usa sábana encimera, ya que la funda nórdica actúa como tal, lavándola con cada cambio de sábanas. Y hay quien prefiere vestir la cama con sábana bajera y encimera aunque use funda nórdica, de manera que no es necesario lavar la funda con tanta frecuencia pues ese textil no está en contacto directo con el cuerpo al dormir.

Leer: Camas con dosel para un dormitorio lleno de encanto

5/14
Dormitorio infantil con funda nórdica estampada

El relleno de la funda nórdica

Funda nórdica o edredón, ¿cuál prefieres?

En verano, se puede dejar la cama vestida solo con la funda nórdica sin relleno. Pero para que abrigue, se introduce un relleno (relleno nórdico) que puede ser de diferente composición. Cambiando el relleno se logra más o menos abrigo según la época del año o el lugar en el que vivas (según sea más o menos frío). El relleno puede ser de plumas o sintético de fibra (también mezcla). Y pueden usarse tanto en habitaciones infantiles como de adultos. Aunque se recomienda no usar relleno de plumas en las cunas porque tienden a "salirse" y pueden ser peligrosas. La ventaja de estos rellenos es que pueden abrigar mucho, como uno de plumón, sin apenas pesar; mientras que los edredones pesan. Existen también fibras hipoalergénicas que permiten la circulación del aire con un gran poder aislante y capacidad de transpiración.

Leer: 9 errores que debes evitar al decorar la habitación de tu bebé

6/14
Dormitorio decorado en tonos tierra

El cierre de la funda nórdica

Para que el relleno no se mueva cuando se usa la cama, las fundas nórdicas incorporan diferentes sistemas de cierre. Algunas se estrechan en uno de los laterales de manera que solo queda una zona abierta, más pequeña que el ancho o largo total, de manera que el relleno no se sale. Otras fundas nórdicas tienen lazos o cintas o un doblez, y otras llevan corchetes, botones o cremalleras. Para que no moleste, coloca esa parte de la funda a los pies de la cama.

Leer: Con estas plantas tendrás un dormitorio más bonito y saludable

7/14
Dormitorio con ventanal

¿Sabes cómo poner y quitar el relleno de una funda nórdica con comodidad?

Esta técnica es perfecta para que una sola persona pueda poner y quitar la funda nórdica con sencillez, sin usar ningún otro elemento más. La funda se pone del revés. Es decir, ese es el punto de partida. Una vez que la tengas planchada, no le des la vuelta. Las costuras han de quedar por fuera y la apertura de la funda nórdica (donde están los botones o cremallera) debe quedar a los pies de la cama. Coloca ahora el relleno encima de la funda. Las esquinas de relleno y funda han de quedar alineadas. Ahora empieza a enrollar el relleno y la funda, desde el cabecero hasta los pues de la cama, como si fuera un burrito (de comida). Una vez que tengas todo enrollado, agarra la parte superior de la funda nórdica junto con el relleno y con la otra mano introduce la parte inferior de la funda por debajo del rollo hasta cubrirlo por completo y llegar a la parte superior donde esta tu funda y el relleno juntos. Ahora ya puedes desenrollar en sentido contrario, desde los pies hasta el cabecero. Sacude, estira y viste la cama.

Leer: Así puedes integrar la televisión en la decoración del dormitorio

8/14
Dormitorio con cama con dosel

¿Cómo se lava un relleno natural? ¿Y el sintético?

Los rellenos naturales de pluma o plumón no conviene lavarlos sino airearlos. El sintético se puede lavar en lavadora sin problema. Si lo haces en lavadora recuerda el truco de hacerlo con un par de pelotas de tenis, de manera que irán golpeando el edredón y el relleno no se apelmazará. Ten en cuenta además, que los rellenos naturales ayudan mejor a mantener el calor, sin apenas aportar peso. También favorecen la transpiración natural. Los expertos recomiendan lavar estas prendas de hogar a menos de 30º para no perder su "esponjosidad".

Leer: ¿Sabes cómo incorporar el estampado 'toile de Jouy' a la decoración de tu casa?

9/14
Dormitorio decorado en tonos grises

El edredón: composición

A la hora de elegir el edredón también deberás fijarte en su composición, tanto en la exterior como en el relleno. Por lo general los edredones sintéticos se fabrican con unas fibras de poliéster. Hay modelos que impiden pasar el aire y otros más parecidos al comportamiento de las fibras naturales en cuanto a protección contra el frío y transpiración.

Leer: Los secretos para que des con la cómoda para el dormitorio de tus sueños

10/14
Dormitorio con iluminación ambiental y cama vestida con tejidos de abrigo

El gramaje de edredones y fundas nórdicas

Una de las cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de elegir edredón o relleno nórdico es el gramaje ya que está relacionado con la protección contra el frío. Los edredones de entre 400 y 500 gramos por metro cuadrado son ideales para habitaciones con una temperatura baja, menos de 15 grados. Un gramaje de entre 300 y 350 gramos por metro cuadrado es para temperaturas más elevadas, entre 15 y 18 grados. Uno ligero está entre 175 y 259 gramos por metro cuadrado es para casas con temperatura entre 18 y 22 grados.

Leer: Cómo decorar el dormitorio para afrontar el otoño con vitalidad

11/14
Dormitorio con cama vestida con edredón y plaid

El pespunte de los edredones y rellenos nórdicos

¿Sabías que el pespunte que llevan estos textiles impiden que el calor se disipe? Esa costura que hace cuadrados o rombos, tiene utilidad. En los modelos de relleno natural se suele presentar en forma de cuadrados y favorece el correcto reparto del relleno (así no se acumula todo en un lado). Y en los sintéticos se usa el efecto capitoné con el mismo objetivo: que el relleno se reparta de manera uniforme.

Leer: Dormitorios más acogedores al calor del hogar

12/14
Dormitorio con cama cvestida con funda nórdica

Las medidas de edredones y fundas nórdicas

Siempre has de contar con que el edredón o la funda nórdica tenga entre 30 y 50 cm más por cada lado del colchón. Por ejemplo, para un colchón de 1,50 metros de ancho, la medida sería 2,50 m. Aunque también deberás escoger la medida en función del alto de tu colchón o de si quieres que edredón o funda cuelguen hasta el suelo o vas a "meterlo" por el canapé. De largo solo se cuenta con un lado, dale 50-70 cm más al largo del colchón para que cubra bien cuando se arrope alguien.

Las medidas más habituales para edredones son:

-Para cama de 80/90, 180 x 270 cm.-Para cama de 105, 200-205 x 270 cm.-Para cama de 135/140, 235 x 270 cm o 240 x 240 cm.-Para cama 150/160, 250 x 270 cm.-Para cama 180/200, 270-280 x 270 cm.

En el caso de las fundas nórdicas, las medidas son:

-Para cama de 80/90, 160 x 260 cm.-Para cama de 105, 180 x 260 cm.-Para cama de 135/140, 220 x 260 cm.-Para cama 150/160, 240 x 260 cm.-Para cama 180/200, 290 x 260 cm.

13/14
Dormitorio con cama vestida en tonos naturales

El precio y su durabilidad

En precio, cualquier edredón o funda nórdica sintética es más económica que los de fibra natural, aunque también su vida útil suele ser más corta. Aunque lo más importante a la hora de elegir bien edredón o funda y su composición es hacerlo conforme a lo que necesitas de protección contra el frío.

Leer: Cómo integrar el armario en el dormitorio para que facilite el orden sin restar metros

14/14
Detalle ropa de cama

En cuanto a la estética

Tanto edredones como fundas nórdicas pueden vestir una cama de cualquier estilo decorativo. Influirá más la elección del tejido y de los colores o estampados. Es frecuente en fundas nórdicas que coordinen con fundas de almohada y almohadones que visten la cama. El edredón puede marcar algo más la diferencia. También en el caso de edredones y fundas, se puede crear un embozo (el doblez que llevan las sábanas encimeras) y este puede marcar el contraste en otro color -como en este ejemplo de H&M Home-.

Leer: Aprende a combinar estampados en decoración como un profesional

© ¡HOLA! Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje y sus fotografías, aun citando su procedencia.

Más sobre:

Más noticias sobre decoración dormitorios

Recomendamos

Artículos relacionados

Coronavirus: así tienes que lavar la ropa para eliminar todos los gérmenes

De compras por las mejores tiendas 'vintage' para renovar el armario sin mucho gasto