hollisterclothingoutlet
Ropa de moda para niños

"Mensajeros de los sueños": ciclistas que intercambian cartas de niños pasaron por Mendoza

Por hollisterclothingoutlet 03/09/2022 114 Puntos de vista
Por: Lorena Sidotilorena.sidoti@elsol.com.ar@loresidoti

"Los niños de todo el país tienen la misma ilusión, la misma esperanza", destacó Juanjo Vargas, uno de los cinco integrantes de Cruce por la Educación. Se trata de una movida solidaria que nació de los corazones de cinco amigos, que articulan el intercambio de cartas de niños de varias provincias, a quienes visitan en sus escuelas.

Previamente se ponen en contacto con las instituciones escolares que visitarán, para que los chicos armen sus cartitas bajo la consigna: "¿Qué te gustaría ser cuando seas grande?".

Los ciclistas solidarios recorren pedaleando miles de kilómetros para intercambiar las cartas que escribieron los pequeños, entre provincias.

"Durante cinco años hicimos esto y recibimos 131 mil cartas y las llevábamos a lugares emblemáticos. Este año creo que hemos mejorado porque lo que estamos haciendo es tomar cartas de chicos de un lugar y llevárselas a chicos de otra provincia; esos chicos a la vez nos dan sus cartas y las llevamos a otro lugar. Somos mensajeros de los sueños de otro niño", explicó Vargas.

Los cinco ciclistas viven en la Ciudad de Córdoba, y en esta edición recolectaron cartas entre los escolares de primaria y secundaria de esa provincia y las repartieron en Mendoza. Mientas que las que juntaron entre los niños mendocinos serán trasladadas a San Juan.

"Comúnmente vemos dos motivadores en los niños a la hora de pensar qué quieren ser cuando sean grandes: las emociones por cosas que quieren reparar, y el círculo de destino, lo que ven que hicieron sus padres", comentó Vargas.

"En relación a las emociones, un niño que tiene a su madre enferma, quiere ser médico para que eso no le pase a nadie más. Un chico que tuvo un problema de inseguridad en su casa quiere ser Policía", explicó. "En cuanto al destino, el niño ve en su casa algo que le gusta, lo aprende y va a tratar de replicarlo. El sueño del niño gira en relación a lo que ve en su casa", continuó.

Esta edición de Cruce por la Educación comenzó este 8 de septiembre en el límite fronterizo entre Mendoza y Chile, y los ciclistas solidarios visitaron escuelas de alta montaña. El recorrido culminará el 19 de este mes.

"Hemos visitado escuelas de Montaña. Comenzamos en Puente del Inca y terminamos en Uspallata. Fue hermoso el encuentro con chicos que viven en esas zonas. A esas escuelas asisten muy pocos niños que tienen las mismas ilusiones que los chicos de las grandes ciudades. Por ahí tienen distintas maneras, pero los sueños son los mismos", contó Juanjo Vargas.

En Mendoza, los ciclistas mensajeros visitaron las escuelas María Luisa Duhagon de Puente de Inca, Ejército Libertador de Punta de Vacas, Correo Salinas de Polvaredas, Combate Potrerillos de Uspallata, Carlos Negri de la Villa Potrerillos y la escuela sin nombre de Agua de las Avispas.

La intención solidaria no se limita sólo a los cinco hombres que pedalean porque hay otros tantos que acompañan en la logística y organizan los encuentros en las escuelas, así como los temas operativos del viaje. En la mayoría de los casos buscan conseguir algunos sponsors que los ayuden a costear los gastos de comida, ropa y de las propias bicicletas.

"El rol del docente es protagónico en los sueños"

Juanjo Vargas explicó por qué destaca la figura del docente en la proyección de sueños o profesiones en los más pequeños, sobre todo en lugares con menos oportunidades.

"El docente es muy importante en el sueño. Su rol es protagónico. Descubrimos escuelas rurales muy alejadas, en las que niños quieren ser científicos. Y eso tiene que ver con la influencia del docente que le abre puertas, caminos, ilusiones, y el niño entiende que puede llegar con su esfuerzo", contó.

"Todos los niños tienen grandes ilusiones. Nos llaman más la atención los más pequeños. Comúnmente visitamos a los chicos de 4to, 5to, y 6to grado de primaria, ya que en esas edades, el niño comienza a tener proyección. Cuando son más chiquitos, la ilusión está presente pero todavía no tienen una proyección del todo y por ejemplo quieren ser princesa, rey o superhéroe", explicó.

Y agregó: "Cuando se hacen más grandes, comienzan a entender los oficios y las profesiones, y a observar en su casa aquello que ellos también podrían ser".

Las respuestas

Cruce por la Educación toma el recaudo que corresponde con los niños, al pedirles que escriban las cartas solo con su nombre (sin incluir el apellido), la dirección de la escuela y el nombre de la maestra. Si el niño o la familia de un niño quiere devolverle la carta al pequeño de otra provincia, lo puede hacer enviando la correspondencia a la escuela, para que el intercambio sea intermediado por un mayor.

"Lo hacemos con mucho amor. Creemos que lo que hacemos puede sumar una gota de agua más a un océano infinito y eso nos alcanza", expresó Vargas.

La historia detrás de la historia

"Somos cinco amigos que vivimos en Córdoba, pero yo soy sanjuanino y otro de nosotros nació en Bariloche. Nuestra amistad nació desde pequeños, somos amigos del rugby, jugábamos juntos y a lo largo de muchos años compartimos un montón de aprendizaje", comenzó contando Juanjo Vargas.

"Ahora queremos devolver todo lo que hemos aprendido y la suerte de haber vivido en hogares que nos hayan promovido la educación", continuó.

"El día que todo esto nació es inolvidable. Yo había querido ir en bicicleta desde Córdoba a San Juan y fracasé. A los 180 kilómetros pegué la vuelta y esa noche cené con mis amigos a pesar de que ellos sabían que ese día yo tendría que haber viajado a San Juan. Esperé que las cargadas fueran tremendas, pero nadie me dijo nada. Sí me dijeron que tenía mucho coraje para hacer ese viaje, que la próxima íbamos juntos", relató.

"En medio de esa alegría y entusiasmo de programar para ir juntos, nos llegó la noticia que habían robado en la casa de un amigo. De la alegría pasamos a la angustia. Y reflexionando sobre la inseguridad y qué se debería hacer, la conclusión final fue que si en una casa hay educación, es muy posible que esos niños no caigan en la delincuencia", continuó.

"Entonces sentimos que teníamos que hacer algo, y no hablar tanto. Así comenzó a gestarse la semana posterior el primer viaje del Cruce por la Educación. Resignamos actividades profesionales y compromisos personales para compartir una misión que, a estas alturas, entendemos como un deber de ciudadanos comunes comprometidos", finalizó Vargas.

TEMAS:

Cruce por la Educaciónsolidaridad

Artículos relacionados

Ten cuidado: Aquí te decimos los peligros de tender la ropa mojada dentro de casa

La aceleradora de Juan Roig, propietario de Mercadona, abre una tienda 'pop up'