hollisterclothingoutlet
Ropa de moda para niños

Sophie: «Hace unos años era impensable ver a las niñas con algo que no fuera un vestido»

Por hollisterclothingoutlet 07/01/2023 109 Puntos de vista

CONTENIDO PROMOCIONADO
Cómo (y dónde) puedes realizar un buen entrenamiento para ponerte en forma

Detrás de Sophie están desde 20212 Carmen y Marta. Para ellas, tener su propia firma de moda infantil es una auténtica aventura. «Nuestros pasados profesionales venían de la asesoría laboral y del comercio internacional, la maternidad nos unió para darle forma a este gran proyecto», explican a Bulevar Sur.Sophie: «Hace unos años era impensable ver a las niñas con algo que no fuera un vestido» Sophie: «Hace unos años era impensable ver a las niñas con algo que no fuera un vestido»

Recientemente presentaron la nueva colección de otoño-invierno 2021/2022 y hemos aprovechado la oportunidad para conocer mejor la marca. Sophie se ha convertido en una de las firmas sevillanas imprescindibles y con más personalidad.

¿Cuándo y cómo surgió el proyecto?

«La marca surgió en diciembre de 2012. Tras ser madres (Carmen por segunda vez y Marta por primera) nos dimos cuenta de que había una necesidad de ropa infantil distinta, con colores nuevos y patrones confortables. Fue entonces cuando creamos Sophie».

¿Cómo ha ido evolucionando y creciendo?

«Tras casi 10 años y 19 colecciones en el mercado, podemos decir que la marca ha ido madurando y creciendo de la mano de nuestros pequeños clientes. Comenzamos trabajando en casa, y asistiendo a todos los markets que se organizaban en nuestra ciudad y alrededores. Más tarde lanzamos la página web y nos mudamos a una oficina en la calle Recaredo, donde teníamos a la vez un espacio de showroom. Por último, en 2018 abrimos nuestra primera tienda en la calle Monte Carmelo, 6. Poco a poco hemos ido ampliando canales de venta, trabajando con tiendas multimarca tanto nacionales como internacionales, llegando a tener puntos de venta en Panamá, Australia, Reino Unido, Chile, Italia,.. Igualmente hemos crecido en medios humanos, tanto en oficina como en tienda y en taller. Podemos presumir de un equipo maravilloso, que se implican tanto como nosotras en nuestro proyecto, lo que hace que el trabajo se realice en un entorno casi familiar».

¿Qué dificultades y retos específicos tiene el sector de la moda infantil en nuestro país?

Sophie: «Hace unos años era impensable ver a las niñas con algo que no fuera un vestido»

«Es difícil empezar cualquier actividad en este sector, en general hay mucha escasez de fábricas y mucha competencia. Desde hace años, las fábricas españolas de textil y punto han ido cerrando porque los precios no eran competitivos en el mercado internacional. Aunque al cabo de varios años esos precios internacionales se han ido incrementando, como en el caso de nuestro país vecino, que ha sabido mantener su infraestructura y actualmente no existen muchas diferencias de precios entre Portugal y España. En otros países de Oriente el precio es mucho menor, pero las condiciones de trabajo no cumplen con nuestra filosofía de empresa. Actualmente, debido a la pandemia, se han sumado otras dificultades como las escasez de materias primas, la subida de precios y retrasos en producción queconllevan pérdidas económicas».

Estilo Sophie

¿Cómo definiríais vuestro estilo propio?

«Un clásico renovado, apostamos por patrones de siempre con estampados y coloridos diferentes. Eso aporta a las prendas ese aire retro tan característico de Sophie. Por otro lado, la exclusividad y la elaboración artesanal de la línea textil la hacen muy especial, muchas de nuestras prendas como las blusitas de bebé, pololos, falditas y un largo etc. están hechas a mano».

Sois una marca made in Spain 100%, ¿para presumir de eso tenéis que aumentar precios?

«Obviamente, no se puede comparar nuestros productos con los de grandes superficies que se fabrican en masa en Oriente y otros países. Nosotras trabajamos con fábricas y pequeños talleres españoles, aunque supongan un mayor coste, las terminaciones son manuales y eso tiene un valor añadido que cada vez se demanda y aprecia más tanto en el mercado español como internacional».

Sois muy activas en redes sociales, ¿qué importancia tienen para la marca?

«¡Muchísima! Es una pantalla al exterior, podría definirse como un nuevo canal de venta. Las redes también han ido evolucionando y donde antes sólo se mostraba un producto ahora llegas a interactuar con el cliente en directo»

¿Y la venta online?

«El ritmo de vida que llevamos actualmente, la falta de tiempo, hace que cada vez se recurra más a comprar online todo tipo de productos, tanto para el uso propio como para regalar a otras personas. Nuestro 70% del volumen de ventas es online. A través de la venta online tenemos acceso a otro mercado, tanto nacional como internacional».

Marcando tendencia

¿Cuáles serían las prendas o complementos estrella de Sophie?

«Nuestros clientes nos comentan que los productos de puntoson inmejorables, usamos una hilatura con acabado antipeeling, para que no aparezcan las temidas bolitas. Igualmente tienen un tratamiento hipoalergénico, que lo hace más adecuado si cabe para la piel del bebe. Esta temporada hemos incluido una fábrica de máquinas integrales, por lo que muchas de nuestras prendas de bebé no tienen costuras de ningún tipo, aumentando el grado de confort de las mismas. Podemos presumir de exclusividad, que se refleja en un patronaje único de nuestra marca, en una hilatura que se tinta especialmente para tener un color determinado, que combine con nuestros estampados, y en unos bañadores con prints exclusivamente diseñados para nosotras».

«Y habría que destacar determinados productos que han sido creación propia. Los gorritos-bufanda, una mezcla entre estas dos prendas que ayuda a que los pequeños siempre estén abrigados. También los patucos tipo bota, tejidos a mano, con una forma especial para que los bebés no se los saquen. Fuimos las primeras en crearlos, aunque ahora hay muchas marcas que “trabajan” esta idea. Los bañadores de tela, siguiendo patrones antiguos de nuestras abuelas. Y los calcetines de rayas o estrellas, que hacen más divertidos si caben nuestros looks».

Creéis que hay mitos a la hora de vestir a los niños o bebés? ¿Colores que no se ponen, el rosa vs celeste que ya hemos superado, etc?

«Creemos que no se trata de dejar de usar un colorido clásico para bebé (como pueden ser el blanco, rosa o celeste), sino que se ha ampliado la gama de tonos, incorporando a estos básicos otro colorido en gama “empolvada” como el verde agua, terracota, azulón, grises… Respecto a prendas, apostamos mucho por los peleles para niñas, creemos que pudimos ser las primeras en incorporar este tipo de prendas, pues hace unos años era impensable ver a las niñas pequeñas con algo que no fuera un vestido».

Artículos relacionados

Ten cuidado: Aquí te decimos los peligros de tender la ropa mojada dentro de casa

La aceleradora de Juan Roig, propietario de Mercadona, abre una tienda 'pop up'