hollisterclothingoutlet
Ropa de moda para niños

Análisis de Twin Peaks. Temporada 3 (2017). Episodio 13

Por hollisterclothingoutlet 07/11/2022 109 Puntos de vista

Trece episodios de Twin Peaks a las espaldas y entramos en la recta final de el regreso de la serie. The Return ha unido esta semana viejos y nuevos personajes, tramas que avanzan y tramas que se presentan y toda su oscuridad en uno de los episodios más tristes de esta temporada. Un episodio que, sin embargo, no ha dejado de lado su peculiar sentido del humor. Bienvenidos, una semana más, a los análisis de Twin Peaks.

¿Querías MacLachlan? Toma MacLachlan

El episodio de la pasada semana fue chocante al eliminar casi por completo la presencia del genial actor, pero este lo ha compensado de sobra. Hemos tenido tanto al Evil Coop como al viejo Cooper atrapado en la personalidad de Dougie Jones. Dougie es, de hecho, la representación máxima de todo lo que significaba el agente Cooper: el Bien personificado. En este episodio, vuelve a lograr la alegría de su jefe llegando a la oficina en una peculiar conga, formada por los hermanos Mitchum y sus tres acompañantes. Exultantes, le comunican que tiene esperando otro BMW descapotable a juego con el del bueno de Dougie/Cooper. A Todd, sin embargo, no le hace tanta gracia: Anthony será quien tenga que encargarse personalmente de matar a Coop visto el fracaso de su plan. Anthony recurrirá a un veneno proporcionado por dos policías (uno de los cuales, por cierto, es la vieja gloria de Hollywood John Savage; muchos le recordaréis por The Deer Hunter) que no dudarán en recordarle lo cobarde y desgraciado de la naturaleza del personaje.

Janey-E, la esposa de Dougie, vuelve a sonreír también: sigue en el extraño idilio amoroso en le que quedó sumida al descubrir en lo que (nosotros sabemos que es más bien en quien) se ha convertido su otrora loser marido. Entre el flamante descapotable y el nuevo luminoso, extravagante y algo solitario set de barras de gimnasia del pequeño Sonny Jim, la sonrisa de felicidad del personaje de Watts nos hace sentir lástima por el momento en el que, si es que ocurre en algún punto, Coop vuelva en sí y todo se venga abajo. Una forma que usa Lynch para mostrar este punto de inflexión es una secuencia sencilla: en uno de los primeros episodios, Watts abría la puerta del coche y empujaba a Dougie al trabajar con gesto cansado; ahora lo hace con entusiasmo. Mientras tanto, Dougie sigue dejándose llevar con su sonrisa embobada y repetir de frases aleatorias que fuerzan a los personajes a hacer lo que su conciencia les obliga. O quizás sea Mike y la manipulación de los sueños de la que hizo gala en el capítulo de la tarta en el desierto.

El alter ego de Coop llega a la guarida de la banda de Ray. El jefe, Renzo, lidera al grupo porque ningún hombre ha conseguido jamás ganarle en un pulso: esta absurda ley es, en realidad, más simbólica de lo que parece. El absurdo de la ley del más fuerte se vuelve literal en el mundo de Twin Peaks. Evil Coop gana cómodamente a Renzo, le mata de un golpe y se queda con Ray hasta que le saca la información que necesita: Jeffries le contrató, sabe dónde está (aunque ese lugar “no es real”), la fuga de la cárcel fue una farsa y Ray debería haberle colocado el anillo al matarle. De haberlo hecho así, Evil Coop habría vuelto a su lugar en la Logia. Con el anillo puesto, al morir Ray su cuerpo así lo hace: ¿había estado antes Ray en la Logia? Este anillo se lo ponía Laura, tras serle entregado en sueños por The Arm, en Fuego camina conmigo: se confirma así que esta es la vía de acceso a la Logia una vez fallecidos. Evil Coop se hace con las coordenadas de la secretaria de Hastings, así que el malvado dopplegänger puede al fin ir a l lugar donde los leñadores se aparecieron a Cole, y confirma que Ray y posiblemente Jeffries siguen sin saber lo que ocurrió con el Mayor Briggs. El primero también ha cerrado su trama: una menos.

Tartas de cereza

Análisis de Twin Peaks. Temporada 3 (2017). Episodio 13

La tarta de cereza anima a la hija de Shelly cuando esta lamenta que su marido, una vez más, no haya vuelto a casa. La tarta de cereza salvó la vida de Coop pero no le devolvió su personalidad. Ahora sabemos por qué: la tarta de Norma es distinta a todas las demás porque la hace con ingredientes naturales, escogidos con cuidado…y con amor. No es rentable pero es única, y por eso ninguna otra tarta (ni siquiera en las nuevas cafeterías de la emergente franquicia del RR) es igual. Coop tendrá que esperar al damn fine coffee y la verdadera tarta de cereza para cuando regrese al pueblo de Twin Peaks. Mientras tanto, se salva una vez más de la muerte con un masaje de espalda/ admiración por el tejido de la chaqueta de Anthony, que le llevan a confesar su intento de crimen y su conspiración que Dougie ya había revelado, como siempre inconscientemente, a su jefe (el excombatiente de boxeo). Boxeo que se reproduce en bucle en casa de Sarah Palmer, quien también está encerrada en la sordidez, la rutina y la violencia que llevó a su casa Bob.

El Dr. Jacoby ya no es doctor. Por ser, ya no es ni Jacoby. Amp se reencuentra con Nadine al parar en su viaje cuando ve la peculiar tienda de cortinas silenciosas (¡no hacen ruido! Nos lo creemos, ha tenido 25 años para perfeccionarlas) con su famosa pala dorada expuesta. Nadine y Jacoby, siete años después, veinticinco años después. Siguen siendo los mismos dos incomprendidos, aislados y extravagantes personajes que ni encajan ni desentonan en el mundo de Twin Peaks; dos personajes que parecen haber encontrado, el uno en el otro, alguien con quien hablar de palas que te sacan de la mierda y patatas caídas en el suelo sin sentirse los seres solitarios que realmente son. Solitarios como prácticamente todo la población de Twin Peaks: todo lo que en las dos primeras temporadas parecía conducir a una vida feliz es ahora soledad, malas decisiones y una terrible tristeza que lo envuelve todo.

Bobby viendo como Shelly se le escapa de las manos con otro error, nuevo traficante pero demasiado parecido al viejo Leo Johnson y a él mismo antes de perder esa rebeldía característica entre la madurez y el trabajo en comisaría. Big Ed viendo como ha perdido a Norma, otra vez, y contemplando la gasolinera solo y en mitad de la noche. Audrey perdida, inestable y aterrada, necesitada de historias como si volviera a ser una niña con desorden de personalidad. La crudeza de Twin Peaks no sólo está en su sentido de la violencia: también está en la soledad. Y aunque Lynch y Badalamenti nos demuestren que James is still cool recuperando ese In love que creo poder afirmar que ningún fan esperaba de vuelta, el poso que nos deja este episodio es el silencio, la tristeza y el aislamiento.

Algunos detalles interesantes

Richard Horne está en la guarida de Ray. ¿Sabe, al mirar a Cooper con admiración, que ese puede ser su padre? Sabíamos que el Cooper malvado había intentado comunicarse con Jeffries por radio desde el principio, y la confirmación de que le quería muerto y de vuelta a la Logia continúa el enigma: ¿por qué, dónde y cómo desapareció? ¿Para quién trabaja? ¿Está en la logia blanca, en la negra o en ambas y también tiene doppelgänger suelto? También es relevante el dato de que Bobby cuenta a Ed y Norma que han encontrado hoy un objeto de su padre. Sabiendo que han pasado varias noches, hay algo raro en la línea temporal de Twin Peaks: o bien la escena en la cafetería con el disparo del niño ocurrió antes que esto o bien aún no ha ocurrido. O está por ocurrir inmediatamente después. Lynch nos la está jugando.

Por otra parte, las escenas con Audrey y la frialdad de su marido, clínica e impasible, nos sugieren que quizás no sea tal solamente sea su terapeuta. Quizás ambas. Audrey no sabe llegar al Roadhouse, tiene miedo de salir y no sabe lo que quiere. Confundida, perdida y lejos de quien fue veinticinco años atrás: justamente igual que Coop. Ambos personajes están más unidos que nunca, y su desenlace pasará por la tardía reunión. Quizás, aunque ya les hayamos visto, no volvamos a verles de verdad hasta el final de la temporada.

Análisis del episodio 12

Artículos relacionados

Ten cuidado: Aquí te decimos los peligros de tender la ropa mojada dentro de casa

La aceleradora de Juan Roig, propietario de Mercadona, abre una tienda 'pop up'