hollisterclothingoutlet
Moda Femenina

Lo que he aprendido trabajando en una empresa de mujeres

Por hollisterclothingoutlet 17/10/2022 73 Puntos de vista

Aunque siempre me he considerado un ‘aliado’ de la igualdad de género, mi experiencia ha sido reveladora y, al mismo tiempo, una importante lección de humildad. Enfrentar situaciones ‘cotidianas’ de trabajo desde una óptica diferente enfocada en cómo lo que hago (hacemos) afecta, ayuda o empodera a millones de mujeres en el mundo, ha desarrollado un nuevo lente a través del cual veo las cosas. Si en algún momento me había preguntado si realmente la vida se vive tan diferente del otro lado de la cancha, ahora sé que sí.

Pongo un ejemplo muy concreto. La empresa en la que trabajo se creó después de que Whitney Wolfe Herd, CEO y fundadora de Bumble, vivió en carne propia la cara más fea del Internet, siendo objeto de agresiones y acoso en línea. De ahí nació su misión de ayudar a crear espacios más seguros y sanos para establecer cualquier tipo de conexión, así como la idea de que las mujeres dieran el primer paso para que tuvieran control sobre el tono de sus relaciones partiendo de la premisa de que cuando se mejoran las condiciones para las mujeres, se mejoran las cosas para todos.

Algunos podrían preguntarse, ¿de verdad Internet es más agresivo para las mujeres que para los hombres? Lo es, en efecto. Este año, El Colegio de México publicó un análisis de los mensajes recibidos en las cuentas de Twitter de la analista Denise Dresser y Beatriz Gutiérrez, esposa de Andrés Manuel López Obrador. El resultado no podría ser más claro: 95% de los mensajes que ambas recibían eran negativos. No se atacaba el contenido de sus publicaciones sino elementos inherentes de su identidad, personalidad, apariencia física o ideas como mujeres académicas y profesionales.

Lo que he aprendido trabajando en una empresa de mujeres

Hoy me queda claro que hay una desconexión en términos, lo que es agresivo para las mujeres no es considerado tal por los hombres. Hablar por encima de una mujer en una reunión; invalidar su reacción ante una situación, descartarla y tacharla de ‘emocional’; e, inclusive, apoderarse de sus ideas, es una agresión. Como lo es también definirla a partir de su apariencia física, enviarle fotos de desnudos que no solicitó (¡muchas veces con la esperanza de ser correspondido!) o atacarla porque no se comporta como uno espera o desearía, entre muchas, muchas más.

Lee más

Opinión

¿Cómo contribuyes a terminar con la violencia contra las mujeres?

La empresa donde trabajo intenta poner su granito de arena para ayudar a corregir eso. Ha prohibido completamente el bodyshaming en su aplicación y, a través del uso de inteligencia artificial, ha bloqueado automáticamente el envío de imágenes lascivas, ayudando así a que las mujeres elijan si quieren o no recibir fotos provocadoras, por mencionar algunas acciones.

Artículos relacionados

Los 8 trucos para comprar ropa de manera sostenible

Estas prendas de vestir pueden perjudicar tu salud, ¿quieres saber por qué?