hollisterclothingoutlet
Ropa de moda para niños

Cinco claves para reducir el consumo de alcohol Consejos para tomar sol sin riesgos Repelentes de insectos: cómo usarlos correctamente Cómo secar la ropa dentro de casa sin preocuparte por la humedad

Por hollisterclothingoutlet 10/09/2022 54 Puntos de vista

Tal vez hayas tomado demasiado durante las fiestas, o quieras empezar una dieta o una rutina de ejercicios y no puedas permitirte las calorías o el bajón de energía y motivación que pueden generar las bebidas alcohólicas.

O puede ser alguien que realmente está empezando a preguntarse o a cuestionar su relación con el alcohol, y esta es una oportunidad para explorar realmente el asunto. Para algunas personas puede ser realmente difícil.

¿Cuáles son los consejos de los expertos para tener éxito en este objetivo?

1. Conocé tus motivos para dejar el alcohol

Para convertirlo en un hábito, ayuda tener claro el objetivo. Es más probable que se alcancen las metas si son realmente relevantes para uno como individuo y no abstractos como “debo dejar de beber porque beber es malo”.

Los objetivos concretos, como adoptar nuevos hábitos de sueño o una rutina de ejercicios, ayudarán a que dejar de beber sea más fácil. “Realmente quiero dejar de beber porque sé que cuando bebo mucho no me levanto a la mañana siguiente y no hago ejercicio” es un objetivo muy concreto. La motivación adicional puede provenir de los beneficios para la salud que se obtienen al reducir o eliminar el alcohol.

Beber menos con el tiempo puede tener beneficios realmente medibles en su salud en términos de presión arterial, riesgo de cáncer, riesgo de enfermedad hepática y otras condiciones. En el transcurso de un mes, se pueden notar algunos beneficios a corto plazo, como dormir mejor, mejorar el cutis gracias a las mejoras en la piel, sentirse más despejado y tener más energía.

2. Establecé objetivos inteligentes

Cinco claves para reducir el consumo de alcohol Consejos para tomar sol sin riesgos Repelentes de insectos: cómo usarlos correctamente Cómo secar la ropa dentro de casa sin preocuparte por la humedad

Muchos de nosotros estamos familiarizados con los objetivos “SMART” (inteligentes) en el trabajo o en la escuela, que se usan para ayudar a establecer objetivos alcanzables. Son las siglas de:

– Specific (específico): establece un objetivo alcanzable, como reducir el consumo de alcohol 3 días a la semana. Puodés ir añadiendo días hasta alcanzar tu objetivo final.

– Measurable (medible): ¿Cuántas bebidas menos tomarás y de qué tamaño?

– Achievable (alcanzable): asegurate de que no hay un montón de compromisos sociales en los que es probable que se sirva alcohol durante tu mes de abstinencia.

– Relevant (relevante): ¿Cómo va a ayudarme en mi vida y en mi salud el hecho de no beber?

– Time based (basado en el tiempo): establecé un plazo razonable para terminar tus esfuerzos. Si querés, podés establecer otro objetivo más adelante. Si ponés la vara demasiado alta, puedes fracasar, así que es mejor establecer objetivos más pequeños para conseguirlo. Todo empieza con una conversación sincera con uno mismo.

3. Compartí tu objetivo de no tomar más alcohol con otros

Informar a algunos amigos o familiares de tu objetivo puede ayudarte a alcanzarlo. A algunas personas les puede funcionar anunciar su plan en las redes sociales, e incluso invitar a otros a que se unan e informen de sus progresos. Si declarás públicamente que vas a hacer algo, es más probable que lo cumplas que si te lo guardas para vos.

4. Considerá la posibilidad de un mocktail (cóctel falso)

La bebida suele asociarse a las reuniones sociales o a los momentos de diversión y fiesta. Eso puede hacer que tu cerebro vea el alcohol como algo positivo. Podés combatir esos impulsos sustituyendo tu bebida preferida por algo igualmente festivo o sabroso.

Para algunos puede ser simplemente agua con gas, y para otras es realmente tomar un “mocktail” o algún tipo de bebida (no alcohólica) que se sienta divertida y de celebración. Sustituir un comportamiento por otro puede funcionar porque estás engañando a tu cerebro. Eso puede ayudarte a evitar la tentación.

5. Hacé un seguimiento de tu progreso, tu objetivo y cómo te sentís

Incluso si no acabás dejando el alcohol, hacer un seguimiento de tus emociones e impulsos para descubrir tus desencadenantes puede ser una información útil. El mero hecho de medir tu comportamiento, ya sea el alcohol o el ejercicio o tu dieta, puede ser una intervención en sí misma.

Si alguien todavía no está preparado para hacer cambios, el simple hecho de llevar un diario de cuándo bebe, en qué situaciones toma más y cómo se siente en esos momentos puede ayudar a identificar una especie de situaciones desencadenantes en las que es más probable que se haga.

Es importante que te des cuenta de si vos o un ser querido están mostrando algún síntoma negativo por reducir o eliminar el alcohol. Eso podría ser una señal de que se necesita ayuda profesional para alcanzar el objetivo.

Lo primero es ser consciente es si de hecho se tiene o no un trastorno por consumo de alcohol. Si alguien ha estado bebiendo mucho todos los días y corre el riesgo de padecer síntomas de abstinencia, entonces puede ser realmente peligroso dejarlo bruscamente.

Alguien con un verdadero trastorno por consumo de alcohol, que se ha acostumbrado a tener un cierto nivel del mismo en su cuerpo todos los días, puede entrar en abstinencia y experimentar síntomas físicos graves como temblores, sudoración, aceleración del ritmo cardíaco y convulsiones. Eso sería un indicio de que hay que hablar con un profesional para recibir el tratamiento adecuado.

Fuente: CNN

Artículos relacionados

Ten cuidado: Aquí te decimos los peligros de tender la ropa mojada dentro de casa

La aceleradora de Juan Roig, propietario de Mercadona, abre una tienda 'pop up'