hollisterclothingoutlet
Moda Femenina

Opinión | El Benidorm Fest estaba en los Feroz

Por hollisterclothingoutlet 25/02/2023 538 Puntos de vista

El Benidorm Fest iba a ser muchas cosas y, al final, fue lo de siempre. Una actuación maravillosa, pero que ya hemos visto y todas las propuestas que suponían una reivindicación quedaron apartadas. Ni Tanxugueiras, reivindicado una lengua y un folkore propio y una eliminación de las fonteras, ni Rigoberta Bandini pidiendo un homenaje a las madres y a las tetas. Ninguna de las dos favoritas ganó en Benidorm. Sin embargo, en Zaragoza fue otra cosa, con varias Rigobertas y varias Tanxugueiras subiendo al escenario.

El feminismo se esperaba en Benidorm, pero finalmente estuvo en los Feroz, donde a nadie le dieron miedo nuestras tetas, sino que se celebraron por todo lo alto. Lo dijo Javier Jaén, el diseñador del cartel de Madres Paralelas, que al recoger su premio se acordó de la censura que Instagram le hizo a su diseño, un pezon que llora, y dejó claro que en redes sociales todavía temen nuestros tetas. Amenazaron con enseñarlos Ane Gabarain y Elena Irureta, que demostraron que con más de 60 pueden ser lo que quieran: Indiana Jones, superheroínas, madres coraje y hasta robar una gala de premios.

Y si Benidorm apostó por lo seguro, por lo ya conocido. Por la fórmula probada. Los Feroz hicieron algo parecido con sus premios a las favoritas, pero aquí si hubo una victoria para la Rigoberta Bandini del cine español, una Petra Martinez que ha luchado por todas desde joven. Lo hizo hasta cuando no existía la democracia. Ella habló de satisfayer, de masturbación, del sexo en la vejez, y lo hizo poniendo a toda una sala en pie. Rigoberta no ganó, pero en el Feroz de Petra hay algo de victoria moral.

Opinión | El Benidorm Fest estaba en los Feroz

Todo el ferocismo de las mujeres ha tapado quizá que los premios hayan votado lo más convencional, lo evidente. Dos películas redondas, importantes e influyentes como Maixabel, el drama sobre la reconciliación en Euskadi, y El buen patrón, una comedia perfecta sobre el mundo del trabajo en tiempos donde todavía impera la reforma laboral del PP, aunque esperemos que por poco tiempo. Películas que ya ganaron en los Forqué y que, previsiblemente volverán a ganar en los Goya. Películas impecables, pero quizá los Feroz eran los premios que debían desmarcarse del resto y reivindicar propuestas más periféricas y radicales.

En la gala no ganó el discurso blanco de Chanel, sino que se escuchó el de nuestras Tanxugueiras, y no sólo porque entre las invitadas estuviera Yolanda Díaz, en una mesa que juntó a la vicepresidenta y ministra de trabajo con Miquel Icetapolíticos de todos los partidos: PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos. También en los presentadores hablando de por qué no se puede criticar a Vox en las televisiones, de la precariedad de la industria y del periodismo.

Pero si hay alguien Feroz, esa eres tú, Cecilia Bartolomé. Quizá no les suene su nombre. Es normal, el franquismo se encargó de que no la conocieran y la transición volvió a fallar. No recuperó su voz y se sintió amenazada por su retrato de aquel periodo en el documental Después de. Ahora que parece estar de moda decir que te han cancelado, mientras abres portadas de periódicos internacionales, tienes columnas y auditorios de toda España te abren las puertas para que des conciertos, quizá conviene entender lo que significa que te cancelen.

La cancelación es que intentaran destruir tu trabajo de fin de curso, un musical sobre el divorcio y la liberación de la mujer que fue Margarita y el lobo, su primera película. Cancelar es que la censura te prohíba trabajar durante cinco años. Cancelar es que nadie te quiera pagar tus películas. Cancelar es que durante las décadas posteriores pocos te hayan hecho una retrospectiva de tu cine, escaso por todas las barreras que has tenido que sortear, pero imprescindible, en tanto que has sido una pionera del cine español, junto a Josefina Molina.

Eso es que te cancelen, no que en Twitter te pongan a parir. Ojalá este premio sirva pra que se vena las películas de Cecilia Bartolomé, que recorrió toda España para mostrar que la Transición algo estaba dejando fuera, que habló del colonialismo español en África y defendió la libertad de la mujer con humor. Dice Cecilia que lo único que cree que no le perdonan es que fuera divertida. Sus películas lo son. Invitan a la risa, a la fiesta y a tomar la ciudad, como nos pide Rigoberta, con el que es ya un himno para todas nosotras.

Artículos relacionados

Más allá de la talla 42: "La gente cree que ser 'curvy' significa tener sobrepeso"

Los 8 trucos para comprar ropa de manera sostenible