hollisterclothingoutlet
Feminine fashion

Viajó a Nigeria para enfrentar al hombre que la había estafado y le cambió la vida

By hollisterclothingoutlet 24/11/2022 85 Views

Una mujer comienza a charlar con un hombre desconocido en un sitio web de citas. Ella está cansada de estar sola y siente que los años se le escapan de las manos. Él, guapo y muy seductor, está buscando una presa para capturar. Los primeros meses fueron charlas informales entre correos electrónicos y llamadas telefónicas. Pero luego la historia se volvió profunda y el extraño la convenció de que le enviara dinero.

Miles de mujeres han sido engañadas de esta manera, entregando su confianza para luego quedar destrozadas y con sus cuentas bancarias vacías. Pero la sueca María Grette quiso ir más allá...

La historia comenzó en 2010, cuando -tras cinco años luchando para divorciarse de su ex- el día de su cumpleaños número 62 María le confesó a sus amigas que estaba cansada de ser soltera. Entre bromas y alguna que otra bebida, ellas le crearon un perfil en un sitio de citas.

"Fue sólo un poco de diversión, algo alegre", recordó la madre de seis hijos en diálogo con The Mirror. "Nunca tuve la intención de tener una cita, era solo un grupo de chicas jugando".

Pasaron las semanas y María se olvidó del sitio web de citas. Aunque recibió notificaciones de algunos hombres que le habían enviado mensajes, ella estaba demasiado ocupada dirigiendo su negocio de arte como para prestarle atención a estos galanes. Pero un día, decidió leer los mensajes.

"Todavía no sé qué me hizo iniciar sesión ese día", explicó. "Fue un impulso repentino. Revisé los mensajes, pensando que no había nadie a quien quisiera responder cuando de repente apareció un hombre distinto". Era de un danés de 58 años que había sido criado en Carolina del Sur. "Algo en sus palabras me llamó la atención", señaló María a la BBC.

"Se expresó de una manera bastante anticuada, y había algo más allá de las palabras que realmente me sorprendía". Sin embargo, dejó eso de lado y respondió. Pronto pasaron a enviarse correos electrónicos, después mensajes de texto todos los días.

Él le contó que se llamaba Johnny, que tenía 58 años, que era ingeniero civil y había nacido en Dinamarca pero trabajaba en el Reino Unido. También le dijo que tenía una historia dura detrás, al haber perdido a su esposa y quedarse solo para criar a su hijo, aunque el chico había crecido sin problemas y estudiaba en la universidad de Manchester.

María estaba enganchada y la charla avanzó hacia las llamadas telefónicas después de un par de semanas.

Viajó a Nigeria para enfrentar al hombre que la había estafado y le cambió la vida

La primera vez que llamó, María se sorprendió de que no pudiera ubicar su acento. "Fue lo primero a lo que reaccioné, porque nunca había escuchado un acento así y he vivido en varios países", relató la mujer. "Me dijo que se había criado en Nueva Orleans y así es como se habla allí". Pero lo que la cautivó fue su estilo de hablar: "Tenía una dulzura, una singularidad que atribuí a una educación pasada de moda".

El encuentro esperado

Después de tres meses, María y Johnny hicieron planes para encontrarse. Johnny la visitaría en Suecia, pero primero tenía que volar a Nigeria para una entrevista de trabajo. La emoción de María creció y se preparó para su llegada.

Johnny dijo que se llevaría a su hijo Nick al viaje, y cuando la llamó desde el aeropuerto de Heathrow, María conversó con ambos por teléfono. El plan era completo hasta el mínimo detalle.

Pero entonces todo se rompió. La siguiente llamada que recibió de él fue a las 5 de la mañana para decirle que estaba en un hospital de Lagos.

Le dijo que los habían asaltado y Nick había recibido un disparo en la cabeza. Los ladrones les habían robado sus tarjetas bancarias y pasaportes, y no tenían un centavo. Necesitaban sí o sí algo de dinero para recibir tratamiento médico. Nick estaba en una condición crítica y el hospital estaba exigiendo unos 1.500 dólares.

Ella ni siquiera analizó lo que acababa de escuchar, simplemente ejecutó. Corrió a Western Union para enviarle el dinero. "Mi único pensamiento era salvar dos vidas", explicó. "Johnny me dijo que si su hijo moría, él también moriría. Entré en modo de catástrofe, sin pensar".

Sin embargo, esto era solo el comienzo. Johnny le dijo que había complicaciones y que necesitaban más dinero y la secuencia se repitió durante varias semanas. Johnny rogaba por efectivo para salvar a Nick, y María, cegada por el amor y pánico, lo enviaba. Hasta que la mujer empezó a dudar.

Él estaba preparado para esto. Sabía que llegarían las preguntas y sus respuesta sería con indignación. "El tono de los mensajes cambió, casi como si vinieran de una voz diferente", explicó María. "Me acusó de ser tacaña".

El hechizo se rompió

La estafa salió a la luz, María estaba furiosa. "Ojalá puedas vivir en paz sabiendo todo el daño que hiciste", le dijo por mail. Sentía vergüenza y culpa. Se odiaba: "No podía creer lo tonta que había sido por darle el dinero". En total la había enviado 8.000 libras esterlinas.

Hasta aquí la historia seguía el clásico libreto de una estafa. Ella quedó dolida por la estafa y por haber perdido al hombre que amaba, pero de pronto Johnny la contactó para pedirle perdón. Admitió que le había mentido sobre quién era y le dijo su verdad. Era un nigeriano de 24 años que trabajaba para un sindicato de estafadores.

Era un hombre inteligente pero las cosas no le habían salido como esperaba. Se había graduado de la universidad dos años antes pero no tenía trabajo y tampoco dinero y por eso debió recurrir al robo.

María no pudo apagar lo que sentía por él. "Aunque la situación había sido falsa, la conexión entre los dos corazones había sido real. Sentí admiración por su coraje de volver a ponerse en contacto conmigo".

Johnny le dijo que sus colegas le habían advertido sobre enamorarse de un cliente, pero había estado luchando contra sus sentimientos por ella durante un tiempo.

La química entre ellos seguía allí y volvieron a entablar una amistad. "Cuando has construido una relación basada en mentiras y esas mentiras se revelan, no queda nada para construirla excepto la verdad", reconoció María. "Tuvimos que conocernos en la vida real, estar uno frente al otro y ser quienes realmente somos".

A Johnny se le negó una visa para Suecia, por lo que la única opción era que María visitara África por primera vez. Nuevamente ella apostaba por él. Voló ocho horas hasta la ciudad de Abuja, Johnny la recibió en el aeropuerto, y tan pronto como lo vio, se largó a llorar. "Fue como conocer a alguien a quien siempre he conocido", explicó.

De la furia a la solidaridad

María y Johnny pasaron dos maravillosas semanas juntos en Nigeria, como amigos. Ella conoció a varios otros estafadores y le sorprendió que estos jóvenes inteligentes tuvieran tan pocas opciones profesionales. Cuando llegó el momento de volar a casa, María temió por la seguridad de Johnny.

"Algunos miembros del sindicato lo veían como un desertor, y me preocupaba que lo lastimaran. Le hice prometer que dejaría la ciudad y volvería con sus padres, que no sabían nada sobre su estafa".

Una semana después de que ella se fuera, Johnny huyó de la ciudad. Juntos, elaboraron un plan para sacarlo de África y, en seis meses, se inscribió en una universidad estadounidense para estudiar gestión del petróleo. María lo ayudó con dinero a lo largo de sus costosos estudios y, aunque nunca se han vuelto a ver, se han mantenido en contacto regular.

María todavía tenía la inquietante sensación de que tenía que hacer algo por estos jóvenes desesperados en Nigeria. Decidida a marcar la diferencia, creó una organización benéfica que ayuda a talentosos artistas nigerianos a vender su trabajo en el extranjero. Durante los últimos años, ha ayudado a muchos artistas a obtener reconocimiento internacional.

A pesar del dolor y la pérdida económica que sufrió, María no se arrepiente. "La gente me ha preguntado: '¿Te devolvieron tu dinero?' Esa es una pregunta muy superficial, porque esta historia no se trata de dinero, es una historia sobre encontrar a alguien con quien estar conectado".

Mirá también

Robaron 20 millones de dólares, dejaron una carta de despedida a sus hijos y escaparon

Pidió ayuda para su hijo con leucemia, pero usó la plata para comprarse una casa: el nene murió en la extrema pobreza

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Comentarios

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Suscribite para comentar

Ya tengo suscripción

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la activeCancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Related Articles

The 8 tricks to buy clothes in a sustainable way

These clothes can harm your health, do you want to know why?